Acompañamiento filosófico

El acompañamiento es un espacio a través del cual poder desvelar (conocer, analizar, sentir) aquello que nos afecta: nos hace sufrir, nos preocupa, anhelamos o nos inquieta.

Ver el trasfondo de creencias que apuntalan nuestro mundo interno, nos permite poder ser conscientes de nosotros mismos, responsabilizarnos de nuestro vivir y buscar la manera de encauzar y vivir nuestra vida de una forma más emancipada, autónoma y responsable.

Leer +

¿Cómo puede ayudarnos la filosofía cuando estamos perdidos?

Las sesiones pueden ser:

Individuales - Grupales - Parejas
Presencial u Online

Preconsulta gratuita

 

Decidir el momento para ser acompañado y con quién es un elección muy personal. Te invito a concertar una primera llamada para que me cuentes tu problema, despejes tus dudas y decidamos cómo podemos abordarlo.

Selecciona una hora del calendario y me pondré en contacto contigo.

¿Cuándo es un buen momento para ser acompañado?


· Cuando me siento perdido, desmotivado o sin rumbo.
· Cuando tengo conflictos de relaciones.
· Cuando el trabajo no me satisface.
· Cuando tengo problemas de comunicación con la pareja.
· Cuando me cuesta relacionarme.
· Si quiero conocerme más y mejor.
· Cuando tengo dificultades con el deseo y/o con las frustraciones.
· Si me siento triste, deprimido, desganado.
· Si no comprendo mis emociones.
· En momentos de cambios, de toma de decisiones, ...
· Siempre que quiera encontrar un espacio para detenerme, 
aprender a escucharme, a saber qué quiero, 
para ser acompañado por alguien que ha hecho su
propio camino de autoconocimiento
y me puede ayudar a allanar el camino.

La herramienta de las sesiones ofrece la posibilidad de iniciar un proceso de autoconocimiento filosófico con el que poder contactar con las preguntas más íntimas y, a la vez, más universales: ¿qué sentido tiene mi vida?, ¿qué quieres?, ¿quién soy?

 

 

 

 

 

 

Ver el trasfondo de creencias que apuntalan nuestro mundo interno, nos permite poder ser conscientes de nosotros mismos, responsabilizarnos de nuestro vivir y buscar la manera de encauzar y vivir nuestra vida de una forma más emancipada, autónoma y responsable


Partimos, cada cual, de una cosmovisión (una filosofía cotidiana no del todo consciente) a través de la cual vemos el mundo de una determinada manera. Ello nos empuja a repetir patrones, mantenernos en una zona de confort, alimentar los miedos y, en definitiva, a reducir la vida a una parcela de valores e ideas no del todo cuestionados.

La Cura sui quiere incidir en el análisis de esta cosmovisión a través de una concepción global de la persona, es decir, integrando la dimensión mental, la corporal y la emocional. Concretamente, potenciando la toma de conciencia de nuestra manera de vivir y habitar la vida, responsabilizándonos de ella, contactando con nuestra vulnerabilidad para aceptar el dolor (no el sufrimiento), recuperar nuestro criterio, asertividad y seguridad y, finalmente, superar las relaciones de dependencia o independencia para convertirnos en seres interdependientes.

 

Es, también, la posibilidad de iniciar un camino de crecimiento, auto-descubrimiento, de-construcción de la personalidad y emergencia de nuevas formas vitales y cosmovisiones, facilitando y acompañanado en la emergencia de otras formas de habitar, sentir, relacionarnos, pensar, etc. más radicales (de raíz) y plenas.

 

©2020 por Nacho Bañeras. Creada con Wix.com